No guardes este alimento en la despensa, su sitio es la nevera

Existe un alimento muy común en nuestra dieta familiar que guardamos erróneamente en la despensa en lugar de en la nevera. Te contamos cuál.

En verano debemos prestar especial atención a la conservación de determinados alimentos para evitar cualquier tipo de intoxicación alimentaria. Todos sabemos las reglas básicas de conservación de determinados productos, por ejemplo no volver a congelar lo que ya está descongelado, no dejar los alimentos cocinados a temperatura ambiente, evitar el contacto entre alimentos crudos y alimentos cocinados, etc.

alimentos conservacion despensa nevera
El inesperado alimento que guardas en la despensa y debe ir en la nevera. Dieta.com

Sin embargo, hay otras reglas de conservación que pasamos por alto porque siempre se han hecho de otro forma en nuestra casa y nunca las hemos cuestionados. Especialmente cuando hablamos de el más simple y común método de conservación que existe, el de refrigerar alimentos. Cuando se trata de decidir si debemos tener determinados productos en la despensa o en la nevera, siempre surgen discrepancias.

El alimento que debe ir siempre en la nevera

Lo cierto es que  almacenar los alimentos en la nevera es una de las mejores formas de evitar que se estropeen muchos tipos de comidas, ya que el frío ayuda a reducir la velocidad a la que actúan las bacterias y otros elementos que degradan los alimentos. Aunque eso sí, nuestra nevera debe estar a la temperatura adecuada, en torno a 4ºC, limpia (hay que limpiarla al menos una vez a la semana) y los alimentos colocados apropiadamente según sus necesidades de conservación.

nueces alimento conservacion nevera
El frío ayuda a conservar mejor las nueces. Dieta.com

Hay un alimento relativamente común en la dieta familiar que no se suele guardar en frío, cuando debería hacerse así. Se trata de la nuez, un fruto seco con un gran aporte de energía y rico en omega-3.

Aunque resulte extraño no todos los alimentos que compramos en el supermercado y que están a temperatura ambiente, debemos conservarlos igual en casa. Es lo que sucede por ejemplo con el huevo, cuando los cogemos en el super no están refrigerados, sin embargo nunca faltan en nuestra nevera. Pues con este fruto seco pasa exactamente igual. El frío ayuda a conservarlo mejor y a preservarlo de la oxidación. 

Debemos tener mucho cuidado con este fruto, ya que cuando una nuez se pone rancia y se oxida puede hacernos mucho daño en el estómago si nos la comemos. Especialmente cuando ha pasado mucho tiempo y su olor comienza a parecerse al disolvente de pintura.

Otro consejo importante sobre la conservación de las nueces en la envera es que tienen que estar lejos de los alimentos que huelen fuerte, pues éstas tienen la capacidad de absorber aromas ajenos, algo que no beneficiaría mucho a su sabor a la hora de comerlas.

Impostazioni privacy