¡Para tener muy en cuenta! Las cinco salsas que no engordan

Te contamos cuáles son las salsas que puedes agregar a tus comidas sin sumar demasiadas calorías y poder mantener así tu peso recomendado.

Para tener una dieta más saludable no hace falta renunciar al sabor de las comidas. Para tener un cuerpo más sano, podemos hacer más ejercicios, podemos cuidarnos a la hora de alimentarnos y podemos seguir disfrutando de salsas y de aderezos ricos. Eso sí, tenemos que saber cuáles de esas salsas y de esos aderezos no engordan tanto, es decir, no suman demasiadas calorías.

Mujer comiendo una hamburguesa
Una dieta no significa dejar de comer rico (Fuente Ansa) Dieta.com

En este artículo, te daremos cinco recomendaciones que te sirven para que tus comidas puedan seguir condimentándose de una manera rica, sin tener esa culpa de saber que estamos rompiendo una dieta o le estamos haciendo mal a nuestro cuerpo. A tomar nota…

Salsas que no dan culpa y cuidan la dieta

La primera que destacamos es la salsa de curry. Una salsa característica de la gastronomía india. Un sabor intenso. Antes de averiguar cómo prepararla, debemos saber que el curry es una mezcla de especias tales como cúrcuma, cilantro y comino. Esto significa que posee propiedades antioxidantes y digestivas.

Supermercado con ofertas
Importante la hora de elegir los productos en el supermercado (Fuente Ansa) Dieta.com

¿Cómo se prepara la salsa? Dos cucharadas pequeñas de curry en polvo, dos yogures naturales desnatados, un limón, una cebolla blanca, un diente de ajo, sal y pimienta.

La salsa verde es la segunda que subrayamos en este informe. Sirve para acompañar los pescados, las patatas, la pasta, las alubias, etcétera. Y es sencilla de preparar. Los ingredientes: ajo, aceite, perejil, harina, vino blanco y una taza de caldo de pescado.

La salsa de pimientos, la tercera en esta lista, recomendada para darle mejor sabor a la carne, aunque sirve también para pescado o pasta. Lleva pimientos rojos, un tomate troceado, un chorro pequeño de salsa de soja, orégano y pimienta.

La cuarta recomendación es la salsa de frutos rojos, que, además de usarla para la carne, se puede utilizar para postres. La receta: 200 gramos de frutos rojos como moras, frambuesas o arándanos, colocados en una cazuela con zumo de limón. Fuego lento hasta que se forme una masa espesa. Y listo.

Por último, tenemos la salsa de yogur, que es, quizá, la salsa más refrescante y sirve para ensaladas. ¿Qué lleva? Zumo de un limón (pequeño), un diente de ajo picado, una pizca de sal y pimienta, y un chorro de aceite a un yogur desnatado.

Impostazioni privacy