El peligro de los alimentos ultraprocesados en la salud mental

El consumo de este tipo de comida puede repercutir malamente. El peligro de los alimentos ultraprocesados en la salud mental.

El hecho de hablar de alimento ultraprocesado lleva intrínseco en su definición algo que puede poner en alerta al ser humano. Lo más básico es que deja lo natural a un lado por qué se trata de comidas y bebidas que han sido sometidas a algún procesamiento específico de los mismos. El objetivo que tienen es principalmente que se puedan comer sobre la marcha y que sean prácticos y atractivos para los consumidores. Además, se trata de alimentos muy baratos que pueden incentivar su compra precisamente por ello.

Alimento, ultraprocesado, nutrición, consejo
El peligro de los alimentos ultraprocesados en la salud mental – Dieta.com

Por todo ello, es importante destacar que los alimentos ultraprocesados pueden afectar sobremanera al ser humano. De hecho, se sabe a ciencia cierta que físicamente puede tener efectos bastante negativos sobre todo relacionados con la obesidad. Sin embargo, hay que reseñar que puede haber efectos en la salud mental y de eso va este post.

Cómo afectan los alimentos ultraprocesados en la salud mental

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay diversas formas de que un alimento ultraprocesado pueda afectar en la salud mental de una persona. Así lo han dictaminado en un estudio del grupo colaborativo de Melbourne, afirmando que puede ser un indicador de depresión en adultos.

Alimento, ultraprocesado, nutrición, consejo
Bollería – Dieta.com

Según dicho estudio, «un consumo elevado de alimentos ultraprocesados de base se ha relacionado con un alto nivel de malestar psicológico que es un indicador de depresión a largo plazo». De hecho, entre todos los participantes que consumían este tipo de alimentación se dedujo que eran un 23% más propensos a sufrir depresión con respecto a los que no lo hacían.

También se realizó un estudio en Estados Unidos con cerca de 10.000 personas donde se dedujo que «los individuos que presentaban una ingesta mayor de alimentos ultraprocesados eran significativamente más propensos a sufrir una depresión leve, tener una peor salud mental y más días con ansiedad, y era menos probable que nunca mostraran signos de una mala salud mental o ansiedad«. También se ha podido conocer que ingerir un alimento ultraprocesado puede acelerar hasta en un 28% el declive natural de las habilidades cognitivas.

Una hipótesis al respecto

Hay varios motivos que sean estudiado y concluido para llegar a esta afirmación el primero de ellos puede ser debido al efecto que provocan todos los aditivos de este tipo de alimentos. Además de ello, se sabe que la depresión no es una enfermedad inflamatoria y al tener déficit de nutrientes en este tipo de alimentos puede causar inflamación y estrés oxidativo. Por si fuese poco, hay componentes en este tipo de alimentos que pueden llegar a afectar también a los neurotransmisores cerebrales provocando un efecto negativo en nuestras bacterias intestinales.

Impostazioni privacy