Mejores alternativas al pan blanco: adiós a sus problemas de salud

Existen múltiples alternativas saludables para sustituir al pan blanco, que en los últimos años ha perdido protagonismo en las dietas. 

El pan blanco es azúcar de combustión rápida que provoca desgaste de insulina y desgaste de hipoglucemia que puede llegar a provocar provocar cansancio, diarrea, problemas articulares y dolor abdominal, entre otros problemas.

Plato pan blanco molde
Pan blanco
(fuente: twitter – @matsuokujyaku)
dieta.com

Dependiendo de su composición, el pan puede llegar a ser altamente perjudicial en la alimentación. Es por ello, que siempre suele ser un alimento prohibido en las dietas hipocalóricas.

Suele ocurrir que al eliminar el pan de cada comida, aumente la sensación de hambre, por ello hay muchos remedios para seguir manteniendo la sociedad y sobre todo, hacer de un sustitutivo, un remedio igual de bueno a la par que sano.

Opciones saludables que sustituyen al pan blanco

Analizando algunos sustitutos del pan blanco, la avena es uno de los cereales que más ayuda al tránsito intestinal al ser un cereal completo para el organismo. Se puede tomar tanto en copos como en polvos siempre, y cuando el azúcar no esté presente.

Pan de espinaca casero
Crepes de espinaca
(fuente: twitter – @elie_gastelum)
dieta.com

El pan de centeno se distingue de la harina blanca, y no solo por su aspecto. Se prepara con harina integral y sus cantidades de fibra y vitamina B. Están muy alejadas de las que tiene el pan blanco tradicional.

Muchas alternativas al pan tradicional suelen ser alimentos ricos en fibras que ayudan a aumentar la saciedad y mejoran el tránsito intestinal. Las tortillas de trigo integrales son muy vendidas en los supermercados, pero dependiendo de con que se combinen, serán más o menos aptas para una dieta sana y equilibrada. El aporte de fibras está garantizado con el trigo.

El pan de avena también está presente en muchos desayunos al ser rico en proteínas e incluso proporciona mayor saciedad que el blanco tradicional.Otra de las opciones aptas son los pancakes de avena y plátano, muy utilizados para los desayunos, y que brindan energía para el resto del día.

Los omelete son muy parecidos a los anteriores, pero estos contiene menor carga de carbohidratos, y tienen menor calorías si se les añade a la masa avena o harina de linaza. También evitan el hambre y es una alternativa muy común tanto en desayunos como en meriendas.

El cúscús, es muy utilizado en Marruecos, y es un alimento tan versátil como fácil de preparar. Se puede combinar tanto con carne, pescado, huevos, rellenos, incluso lácteos. La patata cocida es otro de los carbohidratos más destacados y en las dietas son una opción tan fiable como rentable económicamente. Caso similar al del boniato, que también tiene un aporte fundamental de vitamina C.

Los más originales son capaces de combinar espinacas, cortadas, claras de huevo, y semillas de chía para preparar crepes de espinaca. Sus propiedades y beneficios para la salud hacen que sea una opción rica en vitaminas y minerales.

Impostazioni privacy