Un postre rápido y sencillo con tan solo dos ingredientes

La repostería es la parte más difícil de la cocina y son muchos los que se niegan a intentarla. Pero aquí te enseñamos un postre que destaca por su simplicidad.

Las tartas o los postres han conseguido esa fama de complicados en el mundo de la cocina, e incluso son muchas las personas que no quieren intentar la realización de estas recetas. La repostería en este caso parece que se ha dejado para unos pocos que se atreven con sus elaboraciones.

Flan de caramelo
Los postres se han convertido en la parte difícil de la cocina – dieta.com

Pero para la receta de hoy puedes olvidarte de esas elaboraciones complicadas que, además, suelen requerir una lista interminable de ingredientes. En este caso descubriremos como hacer un postre sencillo. Y que además tan solo necesitará de dos ingredientes que te ayudarán a sorprender a tus comensales con este dulce.

Necesitaremos, por tanto, 8 claras de huevo, una taza y media de azúcar de caramelo y 60 gramos de azúcar para la mezcla. Lo que le convierte en un postre no solo delicioso y sencillo, sino que a la vez es muy económico, y perfecto para una tarde tranquila en casa.

Elaboración

Para empezar a preparar esta receta podremos elegir el molde que mejor se adapte a tus preferencias. Solo deberás tener en cuenta que este sea apto para el horno. Una vez tengamos el molde, precalentaremos el horno a 160 ºC.

El primer paso será preparar el caramelo, colocaremos una taza y media de azúcar en una olla o sartén. Y con el fuego a temperatura media lo cocinaremos, prestando atención a que el azúcar no se queme demasiado rápido. Dejaremos que el azúcar se derrita sin tocarlo hasta que comiences a ver que se derrite en uno de los bordes.

Postres
Existen muchas recetas para hacer nuestros postres de una forma sencilla – dieta.com

Cuando esto suceda, removeremos el azúcar con una cuchara de madera hasta que este se haya derretido completamente. El caramelo debe adquirir un color dorado. Una vez tengamos el logrado color dorado del caramelo, lo retiraremos del fuego. Este caramelo lo pondremos con cuidado en el molde y haremos que este se distribuya uniformemente en el fondo.

Colocaremos las 8 claras de huevo en un bol y comenzaremos a batirlas hasta que comience a espumar. Iremos agregando poco a poco el azúcar. Seguiremos hasta que las claras estén perfectamente montadas. Esta mezcla será la base de tu postre.

Una vez que hayamos añadido la mezcla sobre el caramelo, necesitaremos una bandeja grande con agua caliente. Colocaremos el molde con la mezcla de claras de huevo y azúcar en la bandeja y hornearemos al baño maría durante 30 a 35 minutos en un horno precalentado a 160 °C.

Una vez haya pasado el tiempo de cocción dejaremos repasar el postre hasta que termine de contraerse y se vea compacto. Entonces podremos desmoldar y empezar a servir para disfrutar de este delicioso plato.

Impostazioni privacy