La receta de Navidad que debes hacer: es fit y está deliciosa

Si quieres celebrar la Navidad por todo lo alto debes seguir esta receta deliciosa: es fit y te ayudará a sentirte mucho mejor

Llega la Navidad y con ella los excesos tanto económicos como en las comidas y cenas. Debemos cuidarnos muy bien a pesar de estar celebrándola con la familia y los seres queridos. Bien es cierto que nos podemos permitir alguna que otra comilona, pero esta no tiene que ser mala para nuestra salud. Es por eso que te intentaremos ayudar de la mejor forma posible con un plato delicioso y fit. No dudes en seguir leyendo el artículo.

La receta de Navidad fit
La receta de Navidad que debes hacer Dieta.com

Carnes, mariscos, pescados, dulces… Son muchos los alimentos protagonistas de nuestro día a día en Navidad. Normalmente, sobre todo en España, abusamos de las salsas y de la grasa que perjudica directamente a nuestra salud. Cocinamos carnes con mucho aceite, así que una de las posibles alternativas es comerla cocida o a la plancha acompañada de verduras. En cuanto al pescado, lo ideal sería hacerlo al horno para que nos siente mejor tanto por dentro como por fuera. Sin embargo, ninguno de estos dos alimentos son los que os vamos a aconsejar hoy. La receta de Navidad más fit está a tu alcance.

Un primer plato con el que puedes triunfar sin ninguna duda en Navidad

Si eres el/la que se encarga de cocinar en Navidad y quieres hacer un plato nutritivo y delicioso, estás en el artículo correcto. Es evidente que estas épocas se cometen excesos, pero si preparas la vichyssoise de la forma que te vamos a decir triunfarás en todos los aspectos. No lo dudes y dale una oportunidad a este manjar.

La receta de Navidad fit
La receta de Navidad que debes hacer Dieta.com

Para esta receta debes tener los siguientes ingredientes: dos puerros, una cebolla, aceite de oliva, una patata grande, pimienta, agua y leche desnatada. Una vez los tengas, llega la hora de ponerte a cocinar. Lo primero es picar las verduras en trozos muy pequeños. Ten cuidado con los dedos, pero cuantos más pequeños sean mucho mejor. Después, pon una olla con un chorrito de aceite y añade la cebolla y los puerros. Es importante que lo remuevas en todo momento para que no se queme. Cuando estén dorados, añade 750ml de agua (o hasta que cubra las verduras) y la patata. Cuando las verduras estén blandas, retíralas del fuego y triturarás con el agua.

Una vez tengas esa mezcla, añade sal y pimienta y después vuélvelo a volcar todo en la olla junto con un vaso de leche desnatada. Debes removerlo hasta que quede una mezcla homogénea y lista para ser comida.

Impostazioni privacy