Prepara estos platos de Navidad con antelación y ten más tiempo libre

Los platos de Navidad con antelación
Prepara estos platos de Navidad con antelación y ten más tiempo libre Dieta.com

Los platos de Navidad llevan mucho tiempo, pero te vamos a enseñar cómo prepararlos con antelación: sigue estos trucos

Sabemos que preparar los platos de Navidad lleva demasiado tiempo. Siempre que te juntas con tus seres queridos en las cenas o comidas de estas fechas te toca preparar los alimentos durante las horas previas al momento de la celebración. Te quita mucho tiempo y es muy laborioso. Es evidente que tú también quieres formar parte del famoso aperitivo y te lo quieres pasar bien con el resto de tu familia o amigos.

Lo ideal sería que todos colaborasen en las tareas de Navidad, pero a todos les gusta pasarlo bien. Si te quieres unir a esas celebraciones lo mejor que puedes hacer es pedir la ayuda de todos… por adelantado. Si encarrilas tus platos de Navidad con días de antelación podrás tener más tiempo libre para ti y para los tuyos. Con algunos alimentos no se puede hacer, pero hay otro que te lo permiten y lo cierto es que muy pocas personas conocen todos esos secretos. Si estás tu solo en la cocina, te tocará trabajar con bastante tiempo si quieres unirte a ese famoso aperitivo con tus seres más cercanos.

Los platos de Navidad con antelación: estos alimentos te ayudarán a conseguirlo

Uno de los alimentos que siempre destaca en estas cenas y comidas de Navidad son los famosos canapés. Los puedes dejar preparados el día de antes sin ningún tipo de problema. Te recomendamos los famoso panecillos con paté o con algún tipo de alimento nutritivo. Puedes utilizar salmón, jamón con un tomate cherri o atún y conservarlo en la nevera con un film transparente (o fuera de ella, pero tapados)para que llegue en plenas condiciones a la cena de Navidad.

Los platos de Navidad con antelación
Prepara estos platos de Navidad con antelación y ten más tiempo libre Dieta.com

Otro de los platos que puedes preparar, y también a modo de entrante es una crema. La puedes dejar reposar en el frigorífico la noche anterior y servirla al día siguiente tanto fría como caliente, dependiendo del consumidor y de sus gustos. La de champiñones es la más habitual, pero puedes preparar una de calabaza con la que endulzarás el entrante y harás hueco en tu estómago para los platos más abundantes. También puedes preparar en las horas previas algo de carne. La ternera o el pollo son alimentos que conservan muy bien los nutrientes y sus propiedades. Si preparas alguno de estos dos ejemplos con alguna salsa, puedes conservarlo también en un frigorífico. Eso sí, te aconsejamos que el acompañamiento lo hagas en el momento y calientes también el plato. De lo contrario no sabrá cómo esperabas.

El postre también se puede preparar en tu casa y con antelación, pero es evidente que lo más ideal es dejarlo comprado el día anterior. Un postre que puedes tener a mano y que no se tarda nada en servir es la piña en rodajas. Si compras varios envases podrás tener un dulce final para tus comidas y cenas de Navidad.

Impostazioni privacy