Una merienda salada para la reunión perfecta: mini quiches saludables

Las meriendas son el momento favorito de muchos, donde tienes múltiples posibilidades de las que disfrutar también de forma saludable

En busca de una merienda que consiga frenar tus antojos salados y, al mismo tiempo, te proporcione una dosis saludable de nutrientes esenciales, te presentamos una receta deliciosa y fácil de preparar: Mini Quiches de Espinacas y Queso Feta.

Una merienda salada
Una merienda salada, deliciosa y diferente – dieta.com

Para preparar esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes: un paquete de masa quebrada (puede ser comprada o hecha en casa), dos tazas de espinacas frescas, lavadas y picadas, media taza de queso feta desmenuzado, un cuarto de taza de tomates secos en juliana, cuatro huevos, una taza de leche, media cucharadita de sal, un cuarto de cucharadita de pimienta negra, media cucharadita de nuez moscada y perejil fresco picado para decorar.

Elaboración

En esta receta necesitaremos el horno, por lo que el primer paso que haremos será precalentar el horno a 180°C y engrasa ligeramente un molde para muffins.

Una merienda salada
Las espinacas son la base de esta merienda saludable – dieta.com

Estira la masa quebrada y utiliza un cortador para hacer círculos del tamaño de los moldes para muffins. Coloca cada círculo en el fondo de los moldes y presiona suavemente para formar la base de las mini quiches.

Saltea las espinacas en una sartén hasta que se marchiten. Escúrrelas para eliminar el exceso de líquido. En un tazón, mezcla las espinacas salteadas, el queso feta y los tomates secos. En otro tazón, bate los huevos y agrega la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Mezcla bien.

Vierte la mezcla de huevo sobre la mezcla de espinacas y queso. Revuelve hasta que todos los ingredientes estén bien combinados. Vierte la mezcla en los moldes para muffins con la masa quebrada.

Hornea en el horno precalentado durante 20-25 minutos o hasta que las quiches estén doradas y firmes al tacto. Retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de desmoldar para evitar quemarte o que sea demasiado pronto. Puedes decorar con perejil fresco picado antes de servir.

Estas Mini Quiches de Espinacas y Queso Feta son la opción perfecta para una merienda salada, fácil de llevar y repleta de sabores deliciosos. Y es que a veces las meriendas también pueden ser elaboradas para disfrutar de una tarde llena de sabor.

Además, se trata de la receta perfecta para acompañar un cumpleaños o una reunión con amigos, y es que la comida siempre es el mejor invitado. Por lo que apúntate esta receta y conservarla hasta el momento perfecto para utilizarlo, conseguirás una merienda como nunca antes y con un sabor delicioso.

Impostazioni privacy