Beber cerveza todos los días: hay un dato que no te esperas

La cerveza es una de las bebidas favoritas de los españoles, pero… ¿es bueno tomarla todos los días o resulta perjudicial?

Según datos de Eurostat, en 2022, los países de la Unión Europea produjeron un total de 34.300 millones de litros de cerveza y, curiosamente, nuestro país es uno de los principales productores, superado únicamente por Alemania. Los germanos son el mayor productor de cerveza del viejo continente con una producción de 7.600 millones de litros, el 22,2% de la producción total de la UE. Justo por detrás está España, con una productividad de 3.900 millones de litros (11,5%).

Cerveza paulaner vaso grifo
Camarero sirviendo una cerveza (Fuente ANSA / dieta.com)

La cerveza es, sin duda, una de las bebidas favoritas de los españoles, y ahora, en verano, su consumo aumenta considerablemente. Bien fresquita, en una terracita, en el chiringuito, en la playa, en la piscina, con amigos… Cualquier excusa es buena y cualquier momento es perfecto para aceptar una cervecita. Sin embargo, siempre surge la pregunta del millón: ¿es bueno beber cerveza todos los días? La pregunta es complicada, puesto que existen estudios en una y otra dirección; principalmente porque la cerveza puede contener alcohol. No obstante, suele tener muy pocos grados (entre 4 y 7), lo que la hace tolerable para algunos médicos; siempre y cuando se lleve a cabo un consumo moderado.

Los beneficios de beber cerveza todos los días

Los organismos públicos de salud internacionales establecen que el consumo de alcohol tolerable (ni bueno ni sano) es de 25 gramos al día para los hombres (unas tres cañas o dos latas de 33 cl.) y de 12 g. para las mujeres (dos cañas o una lata). Y no vale un consumo cero de lunes a viernes e hincharse a cerveza los fines de semana. Un consumo abusivo, aunque sea esporádico, anula los beneficios de la cerveza y castiga el páncreas y el hígado.

Respetando ese consumo tolerable, existen opiniones a favor de la cerveza. Por ejemplo, la doctora Ascensión Marcos, directora del Grupo de Inmunonutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, señala en la revista Saber Vivir que “podría implicar una mayor diversidad bacteriana, lo que está relacionado con un mejor metabolismo”.

Mujer bebiendo cerveza
Mujer bebiendo una cerveza (Fuente ANSA / dieta.com)

Asimismo, un estudio del Instituto de Ciencias Cardiovasculares afirma que los polifenoles, una sustancia química muy abundante en la cerveza, ejercen un efecto antioxidante sobre el tejido de nuestras arterias, manteniéndolas jóvenes, y favorecen la formación de tejido cicatrizante en el corazón después de un infarto. Estos beneficios se mantienen en la cerveza sin alcohol, puesto que dichos beneficios tienen que ver con el proceso de fermentación en el que se emplean ingredientes naturales con vitaminas y minerales.

No obstante, existen otros estudios relacionados con el consumo de la cerveza sin alcohol que señalan que ésta puede ser provechosa en las funciones cognitivas del cerebro (gracias al xanthohumol), y durante y después de la menopausia, debido a sus propiedades estrogénicas, antiinflamatorias y antioxidantes. Además, tiene menos calorías que la que lleva alcohol. Así pues, con un consumo tolerable, beber cerveza todos los días puede resultar beneficioso.

Impostazioni privacy