La receta fácil con berenjena, queso, salmón y nueces que sorprenderá a tus invitados

Una receta sencilla de elaborar que consigue impactar en el primer bocado, una receta que no podrás dejar de probar

¿Tienes un evento familiar o una reunión y no sabes que cocinar?, pues aquí tienes la receta perfecta para impresionar a tus invitados con un plato muy sencillo de elaborar.

La comida para sorprender a tus invitados
El plato perfecto para tus invitados. – Dieta.com

Sin duda, el triunfo está asegurado con estos rollitos de berenjena rellenos de queso, salmón y nueces. Además de quedar deliciosos, tienen una receta muy sencilla. Su ingrediente principal será la berenjena, un ingrediente muy polifacético en nuestra cocina, que si te gusta nunca puede faltar, ya que nos da la posibilidad de desarrollar gran cantidad de recetas como una tortilla o un pastel.

Esta receta es perfecta para una cena de picoteo o para poner en una mesa junto a otros entrantes variados que le acompañen, aunque sin duda, la forma de servirlo y de acompañarlo será elección tuya.

Los ingredientes que necesitaremos para realizar esta receta serán los siguientes:

  • Berenjena grande y alargada
  • Queso crema
  • Salmón ahumado
  • Nueces
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Crema de vinagre de Módena

Elaboración paso a paso

Lo primero que haremos será cortar la berenjena en láminas finas. En un cuenco pondremos el queso crema, el salmón picado y las nueces también picadas y lo mezclaremos rodo. Le añadiremos un hijo de aceite y el perejil picadito. Toda esta masa, una vez este bien mezclado lo utilizaremos para rellenar la manga pastelera.

Una receta sencilla de preparar
Una receta sin complicaciones y sencilla de preparar. – Dieta.com

Las láminas de berenjena que hemos cortado anteriormente las pintaremos con aceite por ambos lados y las asaremos en una plancha o sartén. Una vez estén listas las pasaremos a una fuente y cada lámina lo rellenaremos del relleno que hemos preparado antes, con ayuda de la manga pastelera. Una vez colocado el relleno lo enrollaremos. Tendremos que repetir esa operación con todas las láminas, una vez terminadas las emplataremos. Y con un fino hilo de crema de vinagre de Módena las regamos, añadiéndoles un poco de perejil picado.

En ese momento estarán listos para servir. Una vez pruebes este plato, no podrás dejar de hacerlo, una receta sencilla y rica que te ayudará a solucionar esas visitas sorpresas, o esas reuniones en las que no tienes tiempo de hacer una cocina muy elaborada. Ahora es el momento de disfrutar.

Impostazioni privacy