La ciencia aconseja tres alimentos para “estirar” y mejorar la vida

Tres alimentos, según la ciencia, son importantes para bajar la mortalidad y, por ende, “estirar” y mejorar la vida de las personas.

La alimentación es clave en el trascurrir de cualquier ser humano. Lo es en cualquier etapa de su existencia, aunque, sobre todo, cobra más valor al principio, en la infancia, y a partir de los 40 años hasta la vejez. Hoy en día, la ciencia puede ratificar con precisión cómo se “estiran” las vidas de las personas a partir de una dieta equilibrada, cómo se puede vivir más y en mejores condiciones, con mayor uso de todos nuestros sentidos. Cuanto más nos acercamos a la longevidad, más debemos prestar atención.

"Estirar" la vida de las personas
La esperanza de vida puede estirarse bastante a partir de un cambio de dieta (Fuente Ansa) dieta.com

Según un informe publicado por la prestigiosa revista “Nature Food”, existen dietas que, si las comenzamos a practicar a temprana edad, podemos “estirar” hasta diez años más de vida. Claro que, en estos casos, todo puede pasar en el medio porque el mundo es una caja de sorpresa, como así también lo es el cuerpo humano. Las estadísticas sirven para una orientación, no para darte una respuesta exacta.

Los alimentos que te pueden aportar mayor calidad de vida

Las conclusiones que aparecen después del estudio publicado por la revista “Nature Food” son varias y elocuentes. Ahora bien: llama la atención los tres alimentos que más fueron asociados para tener una mayor longevidad. Anotar: frutos secos, legumbres y cereales integrales. En contraposición, los alimentos menos recomendamos para “estirar” la vida fueron las bebidas azucaradas y las carnes rojas.

Calidad de vida en las personas mayores
No sólo se puede vivir más, sino que se debe hacer en mejores condiciones (Fuente Ansa) dieta.com

El estudio se realizó en Reino Unido y tomó datos de 467.354 participantes entre los 40 y los 69 años. Se tuvieron en cuenta varios factores y se logró hace un seguimiento medio de 30 años.

Entre esos factores que se valoraron, aparecen el consumo de alcohol, el tabaquismo, si la persona realiza o no actividad física, datos sociodemográficos, el índice de masa corporal y la ingesta de energía, entre otro tipo de información.

Un detalle, no menor: las personas que pasaron de una mala alimentación a una dieta saludable a los 70 años pudieron incrementar su esperada de vida a cinco años más. En cambio, los que decidieron pasarse a una dieta saludable a partir de los 40, esa esperanza de vida aumentó una década más. Con la aclaración de que no sólo se trata de vivir más tiempo, sino que, además, se trata de vivir mejor, con mayor plenitud.

Por eso, vale la pena remarcar esos tres alimentos mágicos para empezar a consumir con mayor frecuencia: frutos secos, legumbres y cereales integrales.

Impostazioni privacy