Ir al gym después de un exceso de comida: te sacamos de dudas con este truco

El remordimiento de conciencia tras una comida abundante fruto de las fechas en las que estamos nos hace querer quemar antes las calorías

Estamos en unas fechas donde nuestro estómago ya se prepara para dar cabida a toda esa amalgama de alimentos que nos vamos a meter entre pecho y espalda, sin pestañear, producto de todos esos compromisos sociales correspondientes a estos días. Parece que no, y aunque seamos de poco comer, durante estas jornadas no somos consciente de la capacidad que tiene nuestro cuerpo para comer. Nunca pensamos en nuestro estómago como un músculo, un músculo que tiene la capacidad de crecer más conforme lo vayamos ejercitando.

¿Ir al gym después de una exceso de comida? Te sacamos de dudas
¿Ir al gym después de una exceso de comida? Te sacamos de dudas – Dieta.com

Pero una cosa es nuestro cuerpo y otra nuestra mente, y después de cada atracón de comida tendemos a sentirnos mal por tantas calorías que hemos metido en la barriga, que en un futuro se transformará en ese horrible flotador que nos rodea la cintura y que tanto despreciamos. Para evitarlo, llegamos al día siguiente al gimnasio y prácticamente que lo destrozamos. Hay que acabar con esas calorías que nos pueden hacer daño a la hora de conseguir nuestros objetivos en el gym, pero realmente todo ese esfuerzo no es demasiado recomendable para nuestra salud.

Los expertos hablan aseguran que este tipo de compensaciones pueden generar problemas en nuestra cabeza al apuntar directamente al sentimiento de culpa que nos invade después de una comilona, incluso pueden derivar en problemas en la conducta alimenticia. Lo aconsejable es entender que en cada semana puede existir un día donde podamos permitirnos tener una variación importante en nuestra dieta y que no suponga ningún perjuicio.

Tras un atracón de comida queremos acudir al gym

Llevar una reducción de calorías diarias de forma correcta nos puede permitir ese día nulo y que la suma del global no lleve a ninguna alteración en nuestro peso. Esto puede cobrar un buen rendimiento en algunas personas pero no en otras.

Tras un atracón de comida queremos acudir al gym
Tras un atracón de comida queremos acudir al gym – Dieta.com

Aunque no podemos alejarnos de la realidad, y aunque el exceso de comida no es buen, no es tan excesivo como cuando entra en juego el alcohol, que supone un aporte de calorías mucho más importante y con una menor capacidad para poder eliminarlo de nuestro cuerpo.

Una cervecita no está del todo mal, al igual que una copa de vino, en muchos casos más beneficioso que un refresco cargado de azúcares y gases, pero excederse en ellos no es bueno. El alcohol es el gran enemigo de la composición muscular, llevándolo incluso a una deshidratación importante.

Por eso si al día siguiente queremos llevar el mismo ritmo de ejercicio, incluso echarle más horas al asunto, podemos correr el riesgo de caer lesionado, y estamos hablando de lesiones importante que nos produzcan tener que parar varias semanas en nuestro entrenamiento y rutina. Por todo ello, lo recomendable es que el día de después de una comilona no seas un loco en el gym y procura eliminar los excesos de una forma natural.

Impostazioni privacy