Si te pasa esto tienes que graduarte las gafas: hay una señal clave

Si llevas gafas es muy probable que hayas tenido alguno de estos síntomas. Te contamos la forma correcta de proceder

Los usuarios de gafas sabemos de lo que hablamos. Si no posees la visión de un halcón peregrino y tus ojos necesitan observar la vida parapetados tras dos lentes de cristal, es muy posible que alguna vez te hayas preguntado si tus gafas están correctamente gradadas. Tal vez lleves mucho tiempo con el mismo par y comiences a notar y percibir cosas que antes no percibías. En dieta.com te contamos cuáles son los principales síntomas que indican que necesitas una renovación.

Gafas graduar pasa esto
Si percibes uno de estos tres síntomas, debes graduar tus gafas – dieta.com

Pongámonos en la siguiente situación. Has pasado un buen rato concentrado en una determinada actividad que ha requerido un esfuerzo ocular. Te quitas las gafas unos segundos y te frotas los ojos para descansar la vista. Cuando te las vuelves a poner descubres que observas mejor por un ojo que por el otro. En uno de ellos la visión es clara y sin dificultades. En el otro, es difusa y, algunas veces, borrosa. Este puede ser un indicador clave de que necesitas una renovación.

El segundo caso es más difícil de detectar y se trata de los mareos y dolores de cabeza que pueden aparecer como resultado de una mala graduación. Resulta tan complicado identificarlos porque la mayoría de veces solemos achacarlos a otros motivo, como el estrés o una actividad física intensa e incluso a una indisposición por algo que hemos comido que se encontraba en mal estado.

Por último, un caso muy claro de una graduación necesaria es el lagrimeo constante o el enrojecimiento de los ojos después de un esfuerzo ocular prolongado como leer un libro, ver una película, hacer un examen o simplemente permanecer concentrado en una sola actividad durante largo rato. Todo ello podría ser óbice para solicitar una nueva graduación.

Los niños y los ancianos

Aunque es conveniente que acudas a revisar tu vista al menos una vez al año o cada dos años, no debe cundir el pánico. Unas gafas mal graduadas no van a a empeorar tus capacidades visuales, pero tal vez sí que obliguen a tu vista a realizar un esfuerzo mucho mayor para operar de forma efectiva en tu vida cotidiana.

Los niños y los ancianos
Los niños y los ancianos tienen más problemas a la hora de enfocar distancias – dieta.com

Esta circunstancia es especialmente importante cuando se trata de niños y ancianos que tienen problemas enfocando las distancias y que podrían sufrir graves accidentes si no se realizan revisiones periódicas de la vista una o dos veces al año.

Impostazioni privacy