No cometas este error si quieres que tus dientes estén perfectos

Lavarse los dientes después de cada comida es un hábito fundamental, pero hay que tener mucho cuidado de cuándo lo hacemos.

Cada vez somos más conscientes de que debemos tener una muy buena higiene en nuestra boca, porque, de lo contrario, cabe la posibilidad de que aparezcan problemas que puedan llegar provocar incluso la caída de los dientes. Cepillarse después de cada comida, o al menos tres veces al día, es lo recomendable para mantener una correcta higiene bucal.

dientes estilo de vida salud boca limpieza consejos
Pareja lavándose los dientes (Dieta.com)

No obstante, aunque la cantidad de veces es muy importante, también es fundamental el cuándo. Y ahí muchos caemos en el error. Entre otras cosas, nos cepillamos los dientes justo después de las comidas, y es un fallo bastante común que debemos solventar.

El porqué de no lavarse los dientes justo después de comer

Antes de explicar por qué no hay que lavarse los dientes inmediatamente después de comer, debes tener en cuenta otros consejos. Y es que también es muy importante echarse la cantidad correcta de pasta de dientes. En este sentido, una pequeña porción del tamaño de un garbanzo es más que suficiente. Utilizar en exceso enjuagues bucales tampoco es recomendable, porque pueden secar la boca.

También hay que tener en cuenta cómo nos cepillamos los dientes. Hay que hacerlo de forma suave y siempre de la encía hacia abajo para que la suciedad no se acumule en ella. Si tienes los dientes muy juntos, el hilo dental será tu mayor aliado y siempre deberás utilizarlo de arriba para abajo. No hay que olvidarse nunca de limpiarnos la lengua. Para ello, es necesario lavarla hacia fuera de forma suave con un cepillo de dientes.

dientes cepillos salud bucal limpieza estilo de vida consejos
Cepillos de dientes e hilo dental (Dieta.com)

Sobre el momento del cepillado, no debemos ir corriendo al baño después de cada comida. Tenemos que esperar unos minutos para evitar fastidiar nuestra dentadura. La boca tiene su pH neutro y al comer aumenta la acidez y se ablanda el esmalte. La saliva es la encargada de eliminar dicha acidez, pero tarda hasta 20 minutos en volver a endurecer el esmalte. Por eso, debemos esperar un tiempo de aproximadamente media hora. De esta manera, protegeremos el esmalte dental y, con ello, nuestros dientes. De hecho, convendría masticar chicle para producir más saliva antes de lavarse los dientes. Así, el pH de la boca se regula con mayor prontitud.

Pero no olvides lavarte los dientes después de cada comida o cada 8 horas, porque es en ese tiempo cuando pueden aparecer enfermedades bucales. En caso de que la ingesta haya sido de alimentos con mucho azúcar, es muy importante que esperes el tiempo recomendado anteriormente. No obstante, si tu alimentación es más variada, tienes una dentadura sana y realizas correctamente los cepillados, no es imprescindible contar los minutos para lavarte los dientes.

Impostazioni privacy