La empatía: una vital y quizás desconocida cualidad que marca la diferencia

La empatía va un poco más allá de esa cualidad por la que somos capaces de colocarnos en el otro lado de la persona

Vivimos en la era del individualismo, del egoísmo y del ser el mejor. Incluso en deportes colectivos o grupos de trabajo se busca hay que destacar por encima del resto por lo que el espacio para la comprensión y la empatía que da abocado al último rincón de nuestra mente donde no podamos echar mano de él.

La empatía: una vital y quizás desconocida cualidad
La empatía: una vital y quizás desconocida cualidad – dieta.com

Pero dentro de un universo donde impera las discusiones y el querer llevar la razón quizás haya que activar la empatía que llevamos dentro. Sacarla de ese rincón destinado a un segundo, o tercer plano, y que adquiera un papel principal en una obra llamada mundo que poco a poco se va al traste si atendemos a las barbaridades de noticias con las que nos despertamos cada día.

Según la Organización Mundial de la Salud, esta cualidad del ser humano está entre las diez que debemos tener en cuenta a la hora de relacionarnos con nuestros iguales. Es clave esta capacidad para que nuestras conexiones vayan a buen puerto y podamos basarnos en relaciones sanas.

La ciencia sigue estudiando para conocer más de la empatía

Naciones Unida la señala como una cualidad vital para que podamos desarrollarnos con plenitud tanto a nivel de bienestar mental como el bienestar físico. Debemos apartarnos de la figura del yo y observar más la figura del que tenemos delante.

La ciencia sigue estudiando para conocer más de la empatía
La ciencia sigue estudiando para conocer más de la empatía – dieta.com

La revista Emotion puso a la luz determinados descubrimientos que incorporan nuevas vías destinadas a entender el difícil sentimiento que es la empatía. Se origina en el sistema de neuronas espejo y desde ahí incorpora a diferentes zonas del cerebro. Los expertos mostraron como otros sentimientos se vuelven más importantes cuando observamos episodios trágicos en personas de nuestro entorno, concretamente es la angustia personal la que se agudiza.

Ver el paso de malas experiencias en otras personas nos mueve a que queramos compartir su dolor ayudándolo en lo que podamos. Es el caso de cuando sabemos que un amigo ha sufrido la perdida de un familiar y acudimos a el para darle consuelo y acompañarlo en el trance.

La empatía no es un sentimiento en el que siempre tengamos que estar en consonancia con lo que piensa la otra persona, no se trata de eso. Es llegar a un ámbito de comprensión y detectar los sentimientos que tiene esa persona. La ciencia sigue ahondando con multitud de estudios e investigaciones sobre la empatía para poder tener una mejor visión de una cualidad que es fundamental para las relaciones que mantienen los seres humanos.

Impostazioni privacy