No te esperas lo que le sucede a tu cuerpo si duermes más de ocho horas diarias

Dormir más de ocho horas tal vez no sea tan positivo como creías. Te contamos cuánto hay de verdad en esta afirmación

Seguro que alguna vez te lo has preguntado. Has llegado a casa después de un día agotador en el trabajo, te has preparado algo rápido de cena y te has deslizado entre las sábanas deseando convertirse en un oso para poder iniciar así tu período de hibernación. En nuestra cabeza suena a una fantasía digna de los mejores libros de ciencia ficción. Tal vez normalmente tengamos problemas para conciliar el sueño y creamos que un buen descanso de nueve o diez horas podría resolver buena parte de nuestros problemas.

Dormir más ocho horas pasa
El hipersomnio es el trastorno que se produce al dormir más de lo clínicamente establecido – dieta.com

Lamentamos comunicarle a los lectores que no funciona de esa manera. El hipersomnio es el término con el que se designa al principal opuesto del insomnio, es decir, el trastorno producido por dormir más horas de las debidas. Y es que el ciclo sueño-vigilia es uno de los principales ciclos biológicos del ser humano y, aunque sus parámetros pueden varias en función de la persona, los expertos aseguran que tienden a seguir los mismos patrones.

Estos patrones indican que los bebés deben dormir unas veinte horas, los adolescentes entre siete y ocho y los adultos entre seis y ocho. Permanecer al margen de estos límites podría resultar nocivo para la salud. En primer lugar, durante el sueño, aunque el cerebro descansa, el cuerpo mantiene su actividad. Por ejemplo, incorporando al torrente sanguíneo los azúcares, grasa y nutrientes absorbidos en la cena.

Si se duerme más de lo que corresponde, la acumulación de azúcar en los vasos será tal que se hará necesaria una actividad física intensa y prolongada a la mañana siguiente para poder quemarlos en buenas condiciones. De otra manera, se arriesga a ganar peso y, en el peor de los casos, a desarrollar diabetes.

Respetar los horarios

Por este motivo, los expertos instan a los pacientes a atenerse a sus horarios de comida y sueño lo más firmemente que puedan. El hipersomnio provoca que comamos fuera de nuestro horario habitual, por lo que el proceso de digestión será más lento y la actividad física nos parecerá más pesada. También es posible que tengamos un apetito desmedido durante el día y que esto condiciones nuestra rutina.

Respetar los horarios
El hipersomnio presenta síntomas muy similares al insomnio – dieta.com

Finalmente, el hipersomnio afecta directamente a la capacidad de concentración. Dormir más no nos hace estar más atentos y despejados a lo que nos rodea. Al contrario, es probable que nos sintamos exhaustos mentalmente, de la misma forma en la que nos ocurriría si padeciéramos insomnio.

Impostazioni privacy