La escoliosis: sigue estos ejercicios para evitar sus efectos

Son muchas las personas que sufren esta dolencia y hay determinados ejercicios que pueden ayudar a bajar su dolor

Cuando hablamos de escoliosis, estamos apuntando a una variación de la columna vertebral que lleva a tener rotaciones en ella. Esta dolencia es sufrida por una gran cantidad de personas y lleva a tener molestias que derivan en grandes preocupaciones.

La escoliosis: sigue estos ejercicios para evitar sus efectos
La escoliosis: sigue estos ejercicios para evitar sus efectos – Dieta.com

Este problema puede existir desde el mismo día en el que nacemos, pero también puede iniciarse durante el crecimiento del pequeño. Lo que sí está claro es la edad en cuanto surgen los primeros efectos de la misma y ellos se reproducen a partir de los 12 y los 17 años.

El origen puede ser por cuestiones genéticas, la rotación del cráneo adquiere aquí el máximo de protagonismo, según apuntan varios análisis de expertos, inducidas por posturas poco acertadas. Tener una corrección de la postura es una cuestión vital en este tipo de enfermedades.

La escoliosis puede afectarnos en nuestro día a día

Si miramos nuestro cuerpo, podemos valorar los primeros síntomas de esta dolencia, que suele manifestarse bien en las costillas, en el tórax, en las caderas o incluso en la posición del propio cuerpo. Por estas cosas tenemos que atender la evolución de los pequeños para detectar cuanto antes los síntomas. La forma de andar a temprana edad también puede ser un indicativo de si tenemos problemas con la columna, ya sea por la posición de los pies, bien apuntando afuera o adentro.

La escoliosis: sigue estos ejercicios para evitar sus efectos
La escoliosis: sigue estos ejercicios para evitar sus efectos – Dieta.com

La postura es fundamental para ir previniendo, problemas de escoliosis. Evitar cargas pesadas de bolsas sobre uno de nuestros lados o colocarnos bien en nuestro asiento para leer o estar delante del ordenador. Son algunos ejemplos que podemos ir corrigiendo. Nadar también ayuda a producir un alargamiento de la columna de una manera natural. Quizás incluso la modalidad de espalda puede propiciar este estiramiento de la columna.

Si acudimos a un médico y éste nos indica que tenemos escoliosis, el tratamiento temprano es muy importante, y fundamental en caso de niños en edades de crecimiento. Aquí se realizará un estudio pormenorizado de la dolencia de cada individuo, con lo cual se llevará aún ejercicio personalizado.

Además de las propias técnicas que nos indiquen los expertos, tampoco podemos olvidar el trabajo de fisioterapia que se tiene que llevar a cabo para obtener la relajación necesaria y poder afrontar las siguientes sesiones de trabajo que nos planteen nuestro entrenador. Tampoco podemos descartar el colocarnos un corsé para corregir la postura, siempre teniendo en cuenta que la fisioterapia debe ser la que rija este uso.

La escoliosis es una afección que sufre muchas personas, pero que con una detención a tiempo y con el trabajo adecuado, tras un diagnóstico exacto, puede corregirse. Insistimos los correctos hábitos en cuanto a la postura, el deporte adecuado, trabajo preventivo y complementario, con la ayuda de un fisioterapeuta, son vitales para tener una mayor calidad de recuperación en los pacientes.

Impostazioni privacy