La cocina de las abuelas: una delicia única con un postre medieval

Esta claro que nadie cocina como las abuelas, aunque existen recetas que intentan imitarlo. Aquí tienes una receta única

Las cocinas de las abuelas son un lugar lleno de tradiciones y amor por la cocina, un lugar donde se guardan recetas que han sorprendido generación tras generación. Y es que cada abuela tiene una receta única hay una receta que, aunque no es muy conocida transmite esas tradiciones que te recordarán a la comida casera de tu abuela.

La cocina de nuestras abuela
Un postre perfecto para recordar a los más mayores – dieta.com

La receta del Manjar de Monjas, es uno de los platos estrellas de las generaciones más mayores.  Un postre delicioso que se ha ido transmitiendo de generación en generación. Y aunque nunca cocinaremos como ellas, podemos intentar aprender a preparar este delicioso plato.

Este postre tiene un origen medieval y es muy sencillo de preparar. Para empezar, necesitaremos los siguientes ingredientes: 1 litro de leche, 200 gramos de harina de arroz, 200 gramos de azúcar, 2 ramitas de canela, miel y canela molida. Estas medidas están pensadas para realizar el postre para cuatro personas, por lo que dependiendo de tus invitados deberás ampliar o reducir estos ingredientes.

Elaboración

Para comenzar, toma un cuenco y mezcla de manera uniforme la harina de arroz y el azúcar. Utiliza unas varillas para remover los ingredientes de manera eficiente hasta lograr una combinación homogénea.

Postre
Un postre ideal para disfrutar en familia – dieta.com

Una vez que la mezcla de harina y azúcar esté lista, agrega la leche poco a poco. Es fundamental remover continuamente durante este proceso para garantizar que la leche se integre por completo y no se formen grumos en la mezcla.

Vierte la mezcla resultante en una cazuela y añade el resto de la leche junto con las ramitas de canela. Cocina a fuego medio, removiendo ocasionalmente, durante aproximadamente 8 minutos o hasta que la mezcla alcance la consistencia deseada, espesándose adecuadamente.

Distribuye el manjar en cuencos individuales. Como toque final, añade un chorrito de miel en cada cuenco y espolvorea con un poco de canela en polvo. Deja que la preparación se enfríe antes de servir.

Al probar este delicioso postre, notarás que el sabor recuerda al clásico arroz con leche, aunque su textura gelatinosa se asemeja más a la leche frita. En cualquier caso, este maravilloso postre te recordara a la maravillosa cocina de las abuelas.

Y aunque parece que es un don que no todos poseemos las abuelas tienen ese rincón preparado para llenar nuestro estomago y corazón de un solo bocado, ya sea con un delicioso plato de cuchara o con el postre más delicioso que podamos encontrar.

Impostazioni privacy