El rey de los saltos imposibles se hace viral: el nuevo récord y sus secretos

Hay un nuevo récord de salto de ‘Death Diving’. En Dieta.com te contamos quién reina ahora en esta nueva modalidad.

¿Quién no ha soñado con ser Kratos alguna vez en su vida? Esos músculos, esa calva y esa barba tiene mucha carisma y mucho aquel. Sin embargo, si soñabas con ser el primer Kratos de la realidad, llegas tarde. Ken Stornes, exluchador de artes marciales y MMA, ha batido recientemente el récord mundial de ‘death diving’ con un loco muy a lo del héroe de ‘God of war’.  

El salto de locura del nuevo rey.
El salto de locura del nuevo rey. (Fuente: Twitter)
Dieta.com

El exmilitar ha saltado desde una roca a 40,5 metros de altura para poner su nombre en esta nueva modalidad de salto popular en los países escandinavos y cuanto menos impactante.  

Una cultura de locos

El Døds apareció por primera vez en la década de los 60 en Frognerbadet, un complejo de piscinas de Oslo donde los hombres más jóvenes saltaban desde trampolines de más de 10 haciendo piruetas para impresionar a las chicas. Esos fueron los inicios del Dodsing (muerte). Una especialidad del salto crada por el guitarrista Erling Bruno Hovden que elevó la altura y la dificultad de los saltos.  

Esa era la fase intermedia. La fase final se denominó Death Diving. Este peligroso deporte es un salto en picado de estilo libre con las brazos estirados y donde el vientre es lo primero que impacta en una posición fetal. Los saltos se realizan desde alturas de más de 20 metros. Y en esa locura reina Ken Stornes (Hardstad, Noruega, 1988).

Ken Stornes, el protagonista del salto.
Ken Stornes, el protagonista del salto. (Fuente: Twitter)

Como hemos dicho anteriormente, este escandinvavo de 35 años es el fiel reflejo de Kratos, superhéroe de videojuego.Y es que si indagas en su biografía, todo tiene más sentido. Stornes, exluchado de artes marciales y MMA, pasó por las Fuerzas Especiales del Ejército Noruego y llegó a estar destinado en la Guerra de Afganistán.  

Stornes, que ya batió el anterior récord mundial en esta categoría de salto con una locura de 31,3 metros de altura, ha vuelto a recuperar su trono al lanzarse a un lago helado de Noruega desde una roca a 40,5 metros de altura. Esto podría suponer saltar desde una decimotercera planta alcanzando una velocidad de 100 km/h. 

Impostazioni privacy