Cómo preparar unas sabrosas minipizzas de verduras y ser felices

Para una comida sana, rápida y nutritiva, te recomendamos en este artículo cómo preparar una sabrosas minipizzas de verduras.

Si no tienes muchas ganar de preparar una comida muy elaborada que te lleve bastante tiempo en la cocina, si quieres que tus hijos coman más verduras y no sabes cómo combinarlas en los platos y si deseas alimentarte de forma saludable, esta receta puede llegar a ser una solución para ti porque reúne varias condiciones que estás buscando. Te recomendamos cómo preparar una sabrosas minipizzas de verduras. Fáciles de hacer y muy nutritivas.

Minipizzas de verduras
La pizza es uno de los alimentos preferidos del mundo (Fuente Ansa) dieta.com

Así que no se hable más: ve ya por una lapicera y por un papel para anotar los siguientes consejos. Lo bueno de esta receta, además, es que no te hará gastar mucho dinero y eso siempre se agradece en la economía familiar. Por otra parte, te podrá salvar en aquellas noches que llegues cansado de trabajar. Ya sabes a su vez que la pizza es uno de los alimentos más queridos del mundo.

La receta para elaborar unas buenas minipizzas de verduras

Primero, como siempre, te informaremos sobre los ingredientes que necesitamos para esta receta. Nosotros calculamos raciones para cuatro personas y haremos unas minipizzas de berenjena, calabacín y boniato. Claro que puedes elegir también otras verduras. El tiempo estimado de elaboración es de apenas 30 minutos. Sí, necesitas media hora para una cena feliz y dejar muy contentos a los tuyos.

Receta para una minipizza de verdura
Una receta económica que te llevará apenas media hora de elaboración (Fuente Ansa) dieta.com

Los ingredientes que precisaremos son: un calabacín, una berenjena, un boniato, salsa de tomate casera, queso mozzarella, una lata de atún o dos lonchas de jamón cocido y orégano. ¿Ya tienes todo? Pues manos a la obra…

El primer paso consiste en cortar las verduras en láminas uniformes. Consejo interesante: que sea lo más fino posible para el boniato y algo más grueso para el calabacín y la berenjena. El segundo paso llega después de haber cortado las verduras: debemos distribuirlas de forma pareja sobre un papel de horno y luego sumamos un poco de salsa de tomate casera.

El tercer paso es añadir sobre el tomate un poco de queso mozzarella, todo con calma y sin ensuciar. Posteriormente, agregamos el atún o el jamón cocido, depende lo que hayamos elegido para decorar en la parte final de la masa.

Nos queda el cuarto y último paso. Y es el más fácil, ya que no debemos hacer demasiado: horneamos a 200 grados durante 15 minutos, controlando que no se queme nada. Y luego espolvoreamos con orégano, por ejemplo. Y listo. A comer y disfrutar.

Impostazioni privacy