Atascaburras, el plato tradicional manchego para combatir el frío

El plato tradicional manchego llamado popularmente atascaburras es ideal para saborear en invierno. ¿Ya sabes cómo elaborarlo en tu casa?

El origen del plato conocido popularmente como atascaburras no está bien claro. Existen distintas versiones, algunas más confiables que otras. También hay algunos rumores disparatados sobre el comienzo de esta historia que mejor no tener en cuenta. Lo cierto es que se pudieron chequear referencias escritas en el siglo XVII. Así que vale decir que es un plato muy antiguo y muy tradicional de España.

Atascaburras, plato tradicional manchego
¿Conocías este tradicional plato manchego lleno de sabores especiales? (Fuente Canva) dieta.com

También es conocido como ajo mortero o ajo arriero. Y se lo subraya como un plato bien manchego y bien de invierno, que nos hace viajar hacia el frío de Albacete o de la Serranía de Cuenca. Si no sabemos cómo prepararlo y te da curiosidad, en este artículo te contamos qué ingredientes necesitas y el paso a paso para que lo puedas hacer en tu hogar.

La receta para que disfrutes en tu casa del atascaburras

¿Cómo se prepara el atascaburras? Es fácil, tardarás alrededor de 50 minutos para que te quede diez puntos. Eso sí, en el comienzo de esta historia de sabores, se debe prestar bastante atención a la hora de ir al supermercado y comprar todo lo que necesitamos. Si pensamos raciones para cuatro personas, los ingredientes que debemos tener son: 400 gramos de bacalao desalado, cuatro patatas, una hoja de laurel, dos diente de ajo, dos huevos, pimentón dulce, aceite de oliva virgen extra, sal y nueces.

La receta para preparar atascaburras
Los cocineros españoles intentan darle más importancia a la tradición del país (Fuente Canva) dieta.com

El primer paso consiste en lavar las patatas y meterlas con un cazo con agua. Sumamos también bastante sal y dejamos que cuezan alrededor de media hora aproximadamente, hasta que se puedan pinchar, dirían nuestras abuelas. El segundo paso es dejar enfriar las patatas, pelarlas y cortarlas en trozos grandes.

El tercer paso es insertar el bacalao en una cazuela con las patatas, el laurel y un poquito de aceite. Le metemos además un poco de agua con la intención de que no se pegue todo al fondo. Cocinamos con un fuego suave durante cinco, seis o siete minutos.

El cuarto paso es pelar los dientes de ajo y trocearlos. Cuando tengamos ese “puré” de ajo, mezclamos todo con el bacalao y las patatas. Intentamos formar una masa homogénea, buscando que no resalten trozos de bacalao o de patata.

El quinto paso es cocinar los huevos, dejarlos enfriar, pelarlos y cortarlos en cuartos. Lo juntamos todo, agregamos un poquito más de aceite de oliva por encima, un poco de pimentón y varias nueces.

Impostazioni privacy