Eliminar las manchas de tomate nunca había sido tan fácil con estos trucos

Eliminar las manchas de salsa de tomate puede resultar complicado, pero con estos sencillos trucos ya no tendrás que preocuparte por ellas.

Las salsas de tomate se utilizan en muchas de las comidas que tomamos habitualmente. Pueden acompañar a cualquier plato y lo cierto es que está muy rica. Sin embargo, cuando acaba en alguna prenda de ropa, cunde el pánico, ya que, en la mayoría de las ocasiones, después de muchos lavados, acaba en la basura porque no desaparece.

tomate salsa mancha lavar trucos consejos vida
Mancha de tomate (Dieta.com)

¡Pero tranquilo! A partir de hoy ya no tendrás que preocuparte. Con estos fantásticos trucos, las manchas de tomate no supondrán ningún quebradero de cabeza y tus prendas de ropa y paños de cocina quedarán limpísimos.

Trucos para eliminar las manchas de tomate o kétchup

Lo primero y más importante es actuar rápido, para evitar que la mancha se seque y se quede aún más pegada a la prenda. No tienes porqué limpiarla de manera inmediata, sobre todo ahora cuando conozcas los siguientes trucos, pero lo que no debes hacer bajo ningún concepto es intentar eliminar la mancha con papel de cocina o con un pañuelo. De esta forma, extenderemos la mancha y conseguiremos el efecto contrario. Se ha de retirar con algún utensilio como, por ejemplo, una cuchara.

Cabe recalcar la importancia de tratar la mancha antes de meterla en la lavadora y de saber de qué tejido está hecha la prenda. En caso de que sea de algodón y de color blanco, tendrás que usar un algodón empapado en agua oxigenada y frotar sobre la mancha. Si por el contrario la prenda es de color, tendrás que empapar un algodón con amoniaco. Después, hay que concluir ambos procedimientos lavando como de costumbre.

trucos limpiar manchas tomate consejos noticias
Trucos para quitar las manchas de tomate (Dieta.com)

Si se mancha una prenda más delicada, como las de lana, no te preocupes y sigue los siguientes pasos. Si la mancha está reseca, deberás dejarla en remojo con una mezcla de agua y amoniaco. Después has de echar sal y limpiar con jabón y agua. Finalmente, hay que retirar todos los restos que queden con agua fría (importante). En el caso de que la mancha sea reciente, el proceso es prácticamente el mismo. Sin embargo, primero tendrás que coger un poco de algodón, echarle sal y frotar sobre la mancha. Finalmente, lávala con agua y jabón, y aclara de igual manera que antes.

Si, por el contrario, tu ropa es de tejido sintético, deberás echarle abundante zumo de limón o vinagre y frotar enérgicamente la mancha de tomate. Posteriormente, introduce dicho tejido en la lavadora y emplea un ciclo de lavado común. Por último, en el caso de que la ropa esté echa a base de fibras vegetales, utiliza un trapo empapado de leche con sal y frota la prenda. Hecho esto, déjala secar y lava como habitualmente. ¡Y quedará reluciente!

Impostazioni privacy