Garbanzos con espinacas, plato para enamorarte a primera vista

Te explicamos en este artículo cómo preparar en tu casa un gran plato de garbanzos con espinacas, un amor a primera vista.

Hay amores a primera vista que llegan a nuestra vida y no se van más por más que pasen años o décadas. Son amores que nos seducen no sólo por los ojos, sino por el olfato y por el sabor que inmediatamente nos puede traer un recuerdo a la mente. Amores que se traspasan a otras generaciones como se traspasa lo más importante de la vida. La cocina sabe mucho de esos amores. Y en este artículo te contaremos uno muy especial: el amor por los garbanzos con espinacas.

Garbanzos con espinacas para enamorarte
El invierno es una época ideal para disfrutar de los garbanzos con espinacas (Fuente Canva) dieta.com

Es verdad que este es un plato muy típico en España y en otros sitios de Latinoamérica, pero, lamentablemente, su consumo ha perdido adeptos en el último tiempo. No sabemos bien las razones y no entendemos la lógica de las decisiones. Sí sabemos cómo pelear por la bendita reconciliación. Aquí te dejamos una buena receta para elaborar unos buenos garbanzos con espinacas.

La receta especial para cocinar garbanzos con espinacas y enamorarte del plato

Claro que hay distintas maneras para preparar este plato. Tantas formas como tanta imaginación salga de la mente. Nosotros te aconsejamos una muy especial. Necesitarás apenas 30 minutos para cocinar esta delicia y disfrutarla en la mesa. Los ingredientes que necesitamos, pensado para cuatro personas, son los siguientes: aceite de oliva, seis dientes de ajo pelados, dos rebanadas de pan, pimentón, hebras de azafrán, vinagre, dos latas de garbanzos (425 gramos cada una), 250 gramos de espinacas (deben estar frescas), sal y pimienta blanca.

La receta para los garbanzos con espinacas
Una receta que se alejó en el último tiempo de los hogares (Fuente Canva) dieta.com

Con los ingredientes ya comprados, empezamos. Primer paso: calentar el aceite de oliva en una pequeña sartén. Sumamos el ajo y lo dejamos cocinando unos dos o tres minutos buscando que se ponga dorado. Luego lo quitamos y lo dejamos reposar.

Segundo paso: doramos el pan por los dos lados. Tercer paso: añadimos el azafrán, el pimentón y el comino en la sartén. Agregamos también el vinagre. Mientras tanto, en un mortero destrozamos el ajo que nos había quedado y el pan tostado, con el fin de hacer una pasta.

Cuarto paso: en una olla, hervimos los garbanzos y las espinacas. Lo hacemos sumando un poco de agua para que no se seque tanto. Lo cocemos durante unos cinco minutos a fuego lento. Luego, añadimos el pimentón y otros cinco minutos más al fuego.

El quinto paso es sazonar todo con un poquito de sal (no mucha) y con pimienta blanca. ¿Qué te parece? Que lo disfrutes…

Impostazioni privacy