Hay alimentos que no se pueden congelar: ten mucho cuidado con esta lista

Existen varios alimentos que recomiendan no congelar bajo ninguna circunstancia. Recordar siempre: la salud es lo primero.

El ritmo de vida de este siglo XXI es o parece ser muy acelerado. Por eso, es bastante común escuchar a cada rato frases como “no tengo tiempo para nada”. Pues bien, a la hora de alimentarnos, ese “no tengo tiempo para nada” se puede traducir como un “no tengo tiempo para cocinar” o “no tengo tiempo para hacer las compras”, razón por la que es frecuente congelar diversos alimentos en la nevera, como recurso válido y repetido.

Alimentos que no se deben congelar
Se debe tener bastante cuidado al momento de congelar alimentos (Fuente Ansa) dieta.com

Ahora bien: no todos los alimentos se deben congelar. Por un lado, algunos pierden su sabor o su textura, detalles que sí importan pero no serían trascendentales. El grave problema que se debería evitar es que algunos alimentos, al ser congelados, pueden causarnos inconvenientes de salud. Es decir, se debe estar muy atento y no cometer fallas de las cuales después nos arrepentimos.

La lista de alimentos que no se pueden congelar

Señalaremos aquí los errores más frecuentes a la hora de congelar, los más comunes que se comenten en distintos hogares. Hay mucho, por supuesto. Pero aquí armamos una lista de cinco alimentos que acostumbramos a congelar, cometiendo así un grave error y ganándonos un posible problema de salud.

Cinco alimentos que no se pueden congelar
Es importante conocer qué puede ir a la nevera y qué no (Fuente Ansa) dieta.com

El primer alimento para señalar son las verduras crudas que tienen bastante agua. Ejemplos: pepinos, rábanos y lechugas. Además de no quedar bien congeladas, se pierde prácticamente toda su estructura y terminamos consumiendo algo muy distinto.

El segundo alimento a remarcar son las patatas crudas. Aclaración válida: las cocidas sí se pueden congelar sin inconvenientes, pero hacerlo con las crudas significa una falla importante porque cambiará su estructura por una mucho más fea.

Tampoco se deben congelar los huevos con cáscara. Las razones son casi las mismas: alto contenido líquido. De hecho, es probable que esa misma cáscara se termine rompiendo sola si se congela.

En el cuarto lugar de esta lista de “prohibidos” encontramos las frutas de piel gruesa, como las sandías. En realidad, no se recomienda congelar ninguna fruta, pero las que contienen mucho líquido podrían causarnos también graves problemas de salud.

Y el quinto alimento de esta lista son los productos lácteos con mucha concentración de grasa. Ejemplo: la mayonesa. Verás cómo quedan con grumos al descongelarse…

Impostazioni privacy