Cómo sobrevivir a una comida de empresa: consejos para evitar atracones en Navidad

Llega la Navidad y sus famosas comilonas, pero hay que tener mucho cuidado con los excesos para no sufrir empachos y ningún contratiempo.

Con las navidades a la vuelta de la esquina, comienzan ya las primeras comidas y cenas de empresa, de amigos, con la familia… Y aunque son momentos que se cogen con muchas ganas, hay que controlar y tener mucho cuidado con los excesos, porque en estos días se suele comer más de lo habitual y llegan los temidos empachos.

cena atracón comida navidad comilona navidades
Cena de Navidad (Dieta.com)

En estos banquetes hay comida por todos los lados: dulces, alcohol… Durante estos días, es normal coger algo de peso, pero hay que tener mucho cuidado porque puede afectar negativamente a nuestra salud. Por ello, se debe llevar un control sobre lo que se come y se bebe para evitar disgustos innecesarios. Es muy importante prepararse para lo que se viene. Si no quieres sentirte como un globo, sigue leyendo porque vamos a darte unos consejos para que puedas sobrellevar mejor estas comilonas.

Cómo sobrevivir a una comida navideña

En primer lugar, para evitar los atracones navideños, se recomienda comer despacio. Así, se masticarán mejor los alimentos y la digestión no se volverá tan pesada. Asimismo, bebe mucha agua porque te ayudará en la ingesta y a la hora de detectar la señal de saciedad.

Por otro lado, las bebidas alcohólicas como la cerveza, el vino, el cava o el champán son muy comunes en estos días, pero se debe tener mucho cuidado porque anulan el efecto saciante. Además, cuando estés comiendo, evita hablar demasiado, porque tragarás mucho aire y puede causarte gases, lo que conlleva mayor hinchazón. Y no comas por comer. Come solo lo que necesites, sin llenarte el plato de comida, porque puede sentirte mal.

Cena Navidad comida trabajo fiesta navidades
Fiesta de navidad (Dieta.com)

A la hora de vestirte, no uses prendas demasiado ajustadas, ni cinturones, porque presionarán el estómago y aumentarán las molestias. Por otra parte, antes y después de estos banquetes, puedes contar también con una pequeña ayuda. A modo de preparación, puedes beber un vaso de bicarbonato de sodio con limón para ayudar a tu cuerpo a realizar mejor la digestión. Y al terminar, es recomendable tomar alguna infusión como poleo menta, manzanilla o hinojo para asentar el estómago.

Finalmente, es fundamental mantenerse activo y realizar ejercicio físico en estas fechas. De esta forma, la sensación de pesadez disminuirá considerablemente. Sabemos que son días muy especiales, pero, por eso mismo, se debe de tener un mayor control, para no sufrir ningún contratiempo indeseado. Y así seguro que no te sentirás como un globo y podrás sobrevivir a cualquier comida de Navidad.

Impostazioni privacy